Cómo desarrollar tu estrategia de marca 100% original

por | 02/05/2022

Cuando desarrolles una estrategia de marca, identifica...

… tres componentes centrales de tu negocio para usar como modelo para las tácticas de marketing:

Propósito: Esto explica por qué estás en el negocio y las necesidades específicas del cliente que cumples.

Consistencia: Ser capaz de definir qué te permite brindar tus servicios día tras día.

Impacto emocional: esto es lo que ayuda a formar un vínculo o una conexión entre tu y tus clientes. Una estrategia de marca debería desarrollar este impacto y construir sobre él.

Además de comprender y definir estos componentes de tu negocio, debes determinar tu público objetivo, identificar tu competencia, decidir sobre una combinación de productos y servicios en los que centrarte y establecer una propuesta de venta única.

Al identificar los componentes clave de tu negocio y el enfoque de tu plan de marketing, tienes la base para elaborar tu estrategia de marca. Un proceso de marca efectivo crea una identidad única que te diferencia de la competencia y puede ser el corazón de una estrategia competitiva.

El desarrollo de una estrategia de marca es uno de los pasos más difíciles en tu plan general de marketing, pero es importante porque la identidad de tu  marca  se comunica de manera frecuente y constante de múltiples maneras a lo largo de la vida de tu negocio.

Considera estos consejos para crear tu estrategia de marca.

Los clientes se identifican con marcas específicas por una variedad de razones. Los buenos productos o servicios a un buen precio son razones comunes, pero lo que impulsa a los clientes va más allá. Por ejemplo, los consumidores con conciencia ambiental podrían estar dispuestos a gastar un poco más para comprar a compañías ecológicas que se comprometen financieramente y de otro modo a reducir las huellas de carbono.

No pierdas de vista tu enfoque principal. Si fabricas widgets (Artilugios), tu empresa debe estar dedicada a la fabricación de widgets, pero también puede ser algo más que eso. Determina qué es eso y luego comunícales a los clientes por qué es importante para ti. Si también es importante para ellos, puedes ganar su aceptación.

Cómo definir tu marca

Al definir cuál es tu marca, creas la base sobre la cual se construyen todos los demás componentes. La definición de tu marca sirve como apoyo para medir en una evaluación de los materiales de marketing y estrategias de lo que tu apariencia por ejemplo es en tu oficina o como lo que tu anuncio dice que es en el color y la fuente de tus tarjetas de visita para el diseño de tu sitio web.

Determina los objetivos de tu marca

Para la gestión efectiva de la marca, la definición clara de la audiencia de la marca y los objetivos que la marca necesita alcanzar son fundamentales. Hazte dos preguntas claves para ayudar a determinar los objetivos de tu marca:

¿Qué es lo que quieres que haga tu marca por tu empresa?

¿Qué quiere que otros sepan y digan sobre tus productos o servicios?

Céntrate en tu público objetivo

El poder de tu marca depende de la capacidad de concentración. Es por eso que definir tu mercado objetivo te ayudará a fortalecer la efectividad de tu marca.

La clave es saber quién es tu mercado objetivo. Céntrese en el público objetivo preguntándote:

¿Qué edad tienen?

¿Cuál es su rango de ingresos?

¿Cuáles son sus ocupaciones?

¿Qué otros intereses tienen?

Descubriendo y abatiendo las barreras de tu marca

Al crear tu estrategia de marca para un producto o servicio, es importante realizar un análisis cuidadoso para detectar posibles barreras. Estas barreras también se conocen como condiciones de mercado y pueden evitar que tu producto o servicio tenga éxito.

Embalaje e identidad de marca

La marca es tan identificable para tus clientes como lo es tu cara para tus amigos y familiares. Es como la gente te ve en el mercado. ¿El tuyo dice lo que debería? La imagen de tu empresa tiene que ver con la apariencia de su embalaje. ¿Qué dice la imagen de tu empresa (es decir, transmitir) al mercado? Si tu empaque no representa de manera exclusiva tu negocio, cambia tu empaque.

Y recuerda… Marca = Propósito.

La marca a menudo se considera confusa o no importante para los ejecutivos de alto nivel porque les resulta difícil ver los beneficios tangibles. Operar sin una estrategia de marca es una receta para aceptar cualquier cosa. Incluso para una pequeña empresa, esto puede ser peligroso. Sin una marca, una empresa carece de un propósito identificado. Y sin un propósito, una empresa no puede destacarse de la competencia.

Como siempre les propongo. Envíenme sus sugerencias o consultas. En Artemisa estaremos muy complacidos de dar siempre una mano.

Categorías

Entradas Recientes

Acerca de Artemisa

En Venezuela se ven diferentes versiones acerca de las empresas de marketing digital.

Comentarios